Nuestra historia/Gure Historia

       La historia musical del conservatorio se remonta a 1928, cuando el Ayuntamiento de Vitoria funda el Conservatorio Municipal de Música, ubicado en el Casco Histórico en un edificio que data de 1820En el año 1935  se recibe de la Dirección General de Bellas Artes la oficialidad de las enseñanzas elementales del Conservatorio y en 1952 pasa a llamarse Conservatorio de Música Jesús Guridi.  
Fuente Fot.: Euskonews.
          El proyecto de lo que hoy en día es la Biblioteca del Conservatorio Jesús Guridi se materializa a lo largo del curso 1986-87, poco después de que se inaugurase el nuevo edificio del Conservatorio en su sede actual. En 1994 el Conservatorio  recibe la Medalla de Plata al Mérito en las Bellas Artes. 

Su responsable directo fue el compositor Carmelo Alonso Bernaola, entonces director del centro, quien entendía que tal servicio era imprescindible en la formación de un músico profesional.

En un principio, la biblioteca se formó a partir de los documentos disponibles en la antigua sede, así como de una compra inicial de ejemplares seleccionados por el propio Bernaola y, especialmente, de la donación efectuada por la familia de D. José García del Diestro.

En los años siguientes, la dotación de medios económicos con que contó el servicio, permitió la ampliación de estos fondos hasta su actual configuración.  Finalmente, se debe hacer mención de la adquisición de la biblioteca particular de quien fue profesor del conservatorio, José Rada Sereno.

Este proceso de creación del fondo ha incidido en las características principales del mismo, en el que podemos destacar algunos elementos como:
  • Un importante fondo antiguo formado por partituras manuscritas o impresas a plancha, métodos antiguos de aprendizaje de instrumentos y colecciones de obras y partituras muy diversas encuadernadas conjuntamente, así como por publicaciones periódicas antiguas.
  • La presencia de una fuerte representación de música de cámara del nacionalismo ruso, proveniente de la donación García el Diestro.
  • La atención siempre renovada hacia los músicos del siglo XX y hacia la nueva creación, especialmente vasca, por impulso decidido de Carmelo Bernaola. En este sentido, hemos de aludir a la conservación, en copias diversas, de la mayor parte de la obra compuesta por el propio Bernaola.

  • Una dotación singularmente interesante de música para clave y órgano que constituían la parte más interesante de la Biblioteca Rada Sereno.



  • La presencia inusual de algunos documentos especialmente raros, entre los que destaca el ejemplar facsímil del Codex Calixtinus.

        No podemos olvidar la figura de Manu Sagastume, quien realizó  la labor de catalogación y clasificación de dicho material (en ese momento alcanzaba ya un volumen de varios miles de ejemplares), sentando las bases de lo que hoy es la biblioteca del Conservatorio Jesús Guridi.

    Durante todo este tiempo, la biblioteca ha ido haciendo acopio de materiales y partituras tanto por compra como por donaciones de profesores y músicos, así como de distintas instituciones.


    En la actualidad existen unos 20.000 ejemplares catalogados, entre libros, material audiovisual y partituras disponibles al público, además de valiosos documentos originales e inéditos, y manuscritos de gran interés musicológico.
    Es, por tanto, una fuente documental especializada de primer orden, donde acuden estudiantes, profesores, músicos e investigadores, y que recibe peticiones y consultas de toda la geografía española.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario